Creación de Tiendas Online

Crear una tienda online para vender por internet es uno proceso muy complejo internet. Antes de montar una tienda online debemos tener en cuenta serie de premisas absolutamente imprescindibles:

Debemos conocer el producto que vamos a vender.  ¿Es posible vender un producto del cual no sabemos nada?

Dicho así la respuesta es contundente. No. Nadie puede competir en el mercado sin un profundo conocimiento del producto. No es suficiente con tener mejor precio que nuestra competencia.

Sólo si estamos dispuestos a aprender todo aquello relacionado con el producto que queremos vender, entonces estaremos preparados para su venta en internet.

Es muy importante saber seleccionar el producto. Hay factores como la logística o los gastos de envío que muchas veces determinan qué productos se venderán con más éxito.

Por ejemplo:

Si el precio del producto en cuestión en nuestra tienda es de 8€ y los gastos de envío son 8€, el precio de un pedido que se compone de un artículo entregado en casa de nuestro cliente costaría el doble de su precio real y en consecuencia su valor quedaría desvirtuado.

La herramienta para crear nuestra tienda online

La herramienta para crear un tienda online es importante, pero no es lo único importante.Existen multitud de aplicaciones y software para la creación de tiendas online, Nopcommerce, Magento, Prestashop…, pero no todas son lo eficientes que desearíamos. Cada aplicativo tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ello antes de abordar cualquier proyecto de tienda online, debemos sentarnos y analizar cuál es el aplicativo que mejor nos conviene. Los factores a tener en cuenta son: 

  • 1) Cantidad de productos

  • 2) Facilidad en la personalización del software

  • 3) Integración con herramientas externas

 

Algunas de las características más importantes que debe integrar tu página web para vender por internet

 

Gestión del producto

  • Configuración de atributos de producto. Color, tamaño, talla, etc.
  • Gestión de la estructura del catálogo de productos, familias, subfamilias, fabricantes o marcas.
  • Múltiples imágenes, etiquetado, control de stocks y eventos de stock.
  • Buscador de producto

 

Marketing, promociones y descuentos

  • Gestión de productos relacionados.
  • Gestión de ventas cruzadas.
  • Gestión de cupones de descuento y tarjetas regalo.
  • Gestión del SEO, posicionamiento en buscadores, creación de feeds de producto para Google Shopping y microformatos orientados a la oferta de productos.

 

Herramientas de gestión

  • Gestión múltiples tarifas y perfiles de cliente.
  • Control de envío y logística orientado al comercio electrónico.
  • Gestión de fiscalidad de productos.
  • Métodos de pago, tarjeta de crédito, PAYPAL, transferencia bancaria, Contrareembolso, recoger en tienda.
  • Servicios de atención al cliente
  • Publicación de noticias, Blogs, Foros, Encuestas, Valoración de productos, distribución en redes sociales.

 

El posicionamiento en buscadores. Si no nos encuentran, no existimos. Es muy fácil entender en la vida real, que cuando uno monta un negocio local y nunca echa publicidad, pues difícilmente va a tener clientes. Aquí en internet pasa lo mismo. No se trata de tener el mejor producto, ni el mejor precio, sino que la gente te conozca

Es tremendamente importante que la herramienta haga una eficiente gestión del SEO (Search Engine Optimized) sobre el producto en venta. Cuando los usuarios buscan un producto en internet para su adquisición. Siempre buscan por el nombre del producto.

Si la arquitectura de nuestro comercio electrónico no es la adecuada y la gestión del SEO de cada producto no es impecable, nuestro producto será invisible a Google y a nuestros clientes potenciales.

Mucho cuidado. No es suficiente la optimización de los metatags, título, descripción y palabras clave. Si estos aspectos no se contemplan con antelación a la elección de la herramienta después será difícil implementarlos.

Y por último, necesitarás de la experiencia de alguien que te guíe y te acompañe en tu experiencia online. El comercio electrónico tiene algunos puntos en común con el comercio convencional, pero son más las diferencias que las similitudes.

Un asesoramiento continuado se convierte en la herramienta clave del éxito. En el comercio online no existen las recetas porque cada producto es diferente y el enfoque inicial atendiendo al mercado al que nos dirigimos es determinante.

Una tienda online llena del mejor producto, no es sinónimo de ventas.